Implantes dentales. Generalidades.

Los implantes dentales sirven para solucionar las pérdidas dentales, constituyendo la base sólida que dará soporte al nuevo diente.

El diseño de un implante dental está basado en el de un diente natural.

Implante dental en hueso con densidad normal

María, implantes dentales con 96 años

Un diente natural tiene dos partes fundamentales, una parte visible que es la corona, y está por encima de las encías.

Una segunda parte es la raíz, que permanece oculta, ubicada de forma segura en el hueso maxilar.

Un diente sobre implante es indistiguible de uno natural, dado el grado de perfección que han alcanzado los materiales empleados para realizar las coronas artificiales.

Implante dental versus diente natural

Implante dental: colocación

Integración implante dental y hueso

La parte oculta es el implante dental, con forma de tornillo, que sustituye la función de la raíz de un diente natural, y que va anclado al hueso.

Pese a los muchos diseños que han sido intentados de forma infructuosa, resulta curioso que el más eficaz resulte ser el sistema de anclaje que es similar a un tornillo común de carpintería.

El tratamiento con implantes dentales puede ser realizado para sustituir una pieza dental, varias piezas dentales o toda la dentadura. Con una correcta colocación, su permanencia sin molestias en la boca puede ser indefinida, o al menos con ese objetivo los ponemos. Pensemos que hay personas que los tienen en boca desde hace más de 30 años.

El proceso de colocación de un implante dental es muy sencillo. Con gran delicadeza se crea una perforación en el hueso destinada a alojarlo. Aunque en ocasiones es posible colocar de inmediato un diente fijo al implante, lo más común es colocar un diente provisional.

Una vez colocado, empieza el proceso de curación. Y con él, la oseointegración del implante. Las células óseas crecen estableciendo sólidos puentes con el metal. Este proceso dura entre 1 y 4 meses. En algunas ocasiones, muy escasas, se produce un crecimiento en torno al implante de un tejido diferente al hueso, es lo que se conoce como fibrointegración. Es indoloro pero impide la deseada unión ósea. Es preciso retirarlo y colocarlo de nuevo.

Una vez realizada la integración ósea, el diente provisional es retirado, se quita el tornillo de cierre y es colocado el diente definitivo, que suele unirse al implante mediante un tornillo interior de unión.

General

Prensa

Implantes dentales

Servicios

Estética facial

Maxilofacial

Logo ICEX

This website is solely funded by Clínica Furelos. It contains no third-party advertising and it respects
confidentiality in accordance with the privacy laws of medical and health information.

The author has no economic interests in any
of the products or devices shown in this website.

Furelos En: LinkedIn
Youtube Clínica Furelos en Facebook

2010-2017 © Copyright contenidos Centro de Cirugía Maxilofacial de Canarias, S. L. P. Todos los derechos reservados • Aviso legalPolítica de privacidad