Implantes dentales. Una vision global.

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son unas raíces artificiales que se colocan (implantan) en el hueso mandibular o maxilar, creando una base sólida sobre la que se pueden efectuar restauración de dientes individuales, prótesis parciales (varios dientes) o prótesis totales (todos los dientes), y funcionan exactamente igual que nuestros dientes naturales.

Los implantes dentales nos permitirán masticar con total comodidad, sonreír, hablar y besar con la misma seguridad que con nuestros propios dientes.

Le proporcionaremos información completa de su situación particular y le ayudaremos a decidir si los implantes dentales son su solución.

↑ Subir

¿Qué tipo de material de utiliza para los implantes dentales?

Reponer los dientes que hemos perdido es un viejo sueño del ser humano. Los intentos se remontan a varios siglos antes de nuestra Era. Son muchos los materiales que se han probado con escaso o nulo éxito.

En la actualidad, sólo uno se considera válido: el titanio.

Son innumerables los estudios de los que disponemos hoy en día que demuestran que el titanio es el biomaterial por excelencia, dado su excelente grado de biocompatibilidad con el organismo humano. Por ello es también es el material de elección en Traumatología para realizar osteosíntesis.

El titanio se oseointegra con el tejido óseo, produciendo lo que podríamos denominar una soldadura biológica entre el hueso vivo y el titanio.

También sabemos que es el material que mejor responde con el paso de los años. Hay estudios de hace más de cuarenta años que demuestran cómo las prótesis sobre implantes de titanio se mantienen estables con el paso del tiempo.

¿Por qué ocurre esto? Porque el titanio no emite ninguna señal de su presencia, a diferencia del resto de metales. Biológicamente es invisible. Ello explica también la absoluta inocuidad de la presencia de este metal en su organismo.

Ventajas añadidas, que en algún momento se preguntará:

↑ Subir

¿Qué finalidad tienen los implantes?

  1. Función y estética.
  2. Salvaguarda de las piezas dentales sanas.
  3. Frenar la reabsorción ósea.

1.- Función y estética.

Obtenemos a un mismo tiempo una normal masticación y una fundamental mejoría estética.

La fuerza masticatoria se recupera al 100%. Pensemos que una prótesis removible nunca supera el 30% de la misma.

La mejoría estética es en general espectacular. En un primer tiempo, directamente dependiente del aspecto de nuestros dientes. Pensemos que el cuidado dental ha pasado a ser parte de la educación básica, luciendo todos los jóvenes hermosas dentaduras. Es por tanto al tiempo un signo de belleza y juventud.

Casi de inmediato nuestro aspecto cambia porque empezamos a sonreír sin complejos, seremos más agradables y naturales.

En pocos meses ocurre un cambio inesperado: el ejercicio continuo de los músculos de la expresión facial y el fortalecimiento de la musculatura de la masticación aportan cambios drásticos en nuestro rostro, eliminando numerosos estigmas de envejecimiento. Todo el rostro rejuvenece.

2.- Conservación de las piezas dentales sanas.

Una boca es como un edificio. Los dientes son como las columnas de un edificio. Si fuéramos quitando columnas, las que conservamos tendrían que soportar todo el peso del edificio, pudiendo llegar un momento en el que el techo se viniera abajo.

En la boca sucede lo mismo. Al ir perdiendo piezas dentarias, las que restan tienen que soportar todas las fuerzas de la masticación, sufriendo una importante sobrecarga y por lo tanto acortando su vida.

Por otra parte los métodos clásicos de prótesis fija (“puentes”) implican, además de esta sobrecarga de las piezas dentales que sirven de anclaje, un agresivo desgaste de las mismas (se elimina todo el esmalte y parte de la dentina).

Hemos perdido un diente. Para colocar un “puente”, donde teníamos 2 dientes sanos (los vecinos) ahora tenemos 2 dientes mutilados a los que es preciso fabricar una nueva corona. Así, para colocar un solo diente harán falta 3 coronas. Actualmente es ilógico.

3.- Frenar la reabsorción ósea.

¿Qué es una reabsorción ósea? ¿Por qué se produce?

Cuando perdemos una pieza dentaria o todas las de la boca, independientemente de la causa que provoque dicha pérdida (caries, enfermedad periodontal, traumatismo…), se inicia un proceso de reabsorción ósea (pérdida de hueso).

Algo parecido a lo que le ocurre a los astronautas en el espacio con sus huesos. La función del hueso maxilar y del mandibular es sustentar las piezas dentarias para permitir la masticación. Cuando éstas se pierden, se inicia un proceso de reabsorción ósea que se ve acelerado en la mayoría de los casos por la presión de las prótesis removibles (de quita y pon), produciendo en algunas ocasiones unas reabsorciones tales que resulta casi imposible el tolerar una prótesis removible tradicional.

Las consecuencias estéticas y funcionales pueden ser dramáticas.

Con los implantes no sólo reponemos los dientes que hemos perdido, restaurando la función y la estética, sino que al implantar estas raíces artificiales también vamos a frenar e incluso detener esta reabsorción ósea. En los maxilares, al recibir nuevamente el estímulo de la masticación, se produce un proceso de osteocondensación u osificación alrededor de los implantes, deteniendo la reabsorción ósea e incluso pudiendo inducir a la formación de hueso alrededor de ellos.

Además, actualmente disponemos de técnicas regenerativas de hueso e injertos, que nos resultan en muchos casos de enorme utilidad.

Podemos conseguir que crezca hueso alrededor de los implantes llegando a cubrirlos de forma parcial. Esta técnica se denomina regeneración tisular.

Como conclusión diremos que con los implantes podemos detener este proceso de reabsorción que tantos problemas funcionales y psicológicos nos pueden provocar.

↑ Subir

¿En qué consiste el tratamiento?

FASES DE UN TRATAMIENTO TRADICIONAL DE IMPLANTES

  1. Primera fase: examen y diagnóstico.
  2. Segunda fase: cirugía.
  3. Tercera fase: elaboración de la prótesis.
  4. Última fase: controles periódicos.

1.- Primera fase

Cuando acuda a su cirujano por primera vez para hablar de la posibilidad de una terapia mediante implantes, se le hará una historia clínica y una exploración completa de su boca.

Se tomarán radiografías de forma que el cirujano pueda determinar el tipo, cantidad y situación del hueso disponible.

En la mayoría de los casos una radiografía panorámica digital es suficiente; este estudio se puede completar con un TAC (tomografía axial computerizada, escanner). Su cirujano empleará en cada caso las técnicas diagnósticas que considere adecuadas.

Su especialista decidirá la necesidad de hacer pruebas complementarias como un estudio analítico preoperatorio, etc…

Con todas estas pruebas, su especialista lo que está valorando es si usted es un candidato ideal para el tratamiento con implantes y qué tipo de terapia es la más adecuada para su caso concreto.

Cada caso es diferente. Es precisa una valoración y un tratamiento diferente para cada personal.

El tratamiento quirúrgico consta habitualmente de dos fases, aunque en algunas ocasiones podría realizarse en una sola. Para simplificar las cosas explicaremos de qué consta un tratamiento tradicional en dos fases.

2.- Segunda fase

Cirugía de implantes

En esta primera intervención es cuando se colocarán los implantes dentro del hueso maxilar o mandibular.

La duración de la intervención es de una hora a hora y media, dependiendo del número de fijaciones y la complejidad del caso. Es muy sencilla, en muchas ocasiones ni siquiera requiere puntos de sutura.

LA CIRUGÍA ES GENERALMENTE MUY SENCILLA, PERO SU ENCÍA SERÁ ABIERTA Y SERÍA USTED VULNERABLE A POSIBLES INFECCIONES TANTO LOCALES COMO PROCEDENTES DE OTROS PACIENTES. EN NUESTRA CLÍNICA ES REALIZADA EN UN ENTORNO QUIRÚRGICO, CON ESTRICTOS PROTOCOLOS DE ESTERILIDAD Y PERSONAL CUALIFICADO PARA ELLO, GARANTIZANDO SU SEGURIDAD ABSOLUTA.

Los implantes permanecerán enterrados en el hueso y cubiertos por la encía durante toda la fase de cicatrización ósea o fase de osteointegración.

En nuestra Clínica la cirugía de implantes será realizada únicamente por cirujanos especialistas en Cirugía Maxilofacial. Nos hemos centrado exclusivamente en el apartado quirúrgico. El dominio de la cirugía exige años de práctica; igual que el dominio del diseño, elaboración y adaptación de una prótesis perfecta, lo que será realizado por su dentista. Todo ello le asegurará un resultado idóneo, sin que ello suponga un mayor número de consultas.

Plasma rico en Factores de Crecimiento.

Para mejorar la cicatrización de los tejidos blandos y la formación de hueso alrededor de los implantes, así como los defectos óseos que pueda tener en sus maxilares, estamos empleando las últimas técnicas en regeneración tisular, que se basan en la utilización de señales celulares y fibrina autológa; esta técnica se denomina Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF - Plasma rich in growth factors). Ha sido desarrollada tras años de investigación por el Dr. Anitua, y actualmente su utilización es universal.

¿En que consiste la técnica PRGF?

En extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente y de ella, aislar del plasma sanguíneo las proteínas responsables de la cicatrización de las heridas y de la regeneración de los tejidos. Este procedimiento se realiza en la clínica, durante la preparación del campo quirúrgico, entre 30 y 60 minutos dependiendo de la técnica a emplear. Una vez aplicadas en la zona a tratar, el proceso de reparación se optimiza y acelera de una forma natural. Con la ayuda del plasma rico en factores de crecimiento podemos estimular adecuadamente la regeneración ósea posterior a una intervención quirúrgica, al tiempo que lograremos una rápida cicatrización y disminuiremos el riesgo de complicaciones postquirúrgicas.

Con esto conseguiremos: regenerar el hueso en alveolos post - extracción, alrededor de los implantes y en defectos óseos; mejorar la integración de los implantes, regenerar zonas post - extirpación de quistes, reduciendo el riesgo de complicaciones.

¿En que condiciones se realiza?

La manipulación de su sangre, junto con la de otros pacientes, exige un manejo estrictamente protocolizado de la misma. Para ello todo el proceso se realiza en una campana de flujo laminar, un habitáculo de alta tecnología que elimina la posibilidad de infecciones cruzadas con la sangre de otros pacientes.

¿Qué nota el paciente tratado con PRGF?

Los procesos reparativos se aceleran, disminuyen las posibilidades de infección y de complicaciones post-quirúrgicas. Mejora el confort de los pacientes ya que disminuyen el dolor y la inflamación. En definitiva, una mejoría global en la evolución clínica ya que se potencia la capacidad de respuesta del organismo.

Injertos Óseos

En aquellos casos en los que el hueso maxilar o mandibular sean insuficientes, podemos solucionarlo mediante colocación de injertos óseos.

Este ha sido el objetivo de nuestros esfuerzos científicos en los últimos años.

En nuestro centro, especializada en estos casos de extrema dificultad, el 100% se solucionan mediante sofisticadas pero sencillas técnicas, todas bajo anestesia local y sin obtenciones agresivas de injerto autólogo (cadera, rodilla, mentón, ...). Sin sufrimientos añadidos, una rápida recuperación y una garantía de por vida de los resultados.

Viene a continuación la fase de cicatrización ósea o fase de oseointegración. Este proceso dura de dos a cuatro meses.

Post-operatorio

No es doloroso. Al día siguiente de la intervención aparecerá con la cara levemente inflamada e incluso en algunos casos con un hematoma en la zona de la intervención que durará cuatro o cinco días.

En el interior de la boca también estará inflamada el área de la incisión. Es de suma importancia que en esta fase postoperatoria siga al pie de la letra todas las instrucciones de su cirujano:

Como vemos, todas estas indicaciones son muy razonables, pero si tiene cualquier duda o ante cualquier situación que le parezca anómala, póngase sin falta en contacto con su especialista.

Los puntos de sutura se le retirarán, en caso de no ser reabsorbibles, a los siete o diez días.

Prótesis provisional. Si usted lleva una prótesis mucosoportada removible (de quita y pon), ésta deberá ser modificada por su dentista, poniéndole un material que haga de almohadilla.

En cualquier caso, es más recomendable que no utilice dichas prótesis durante los 10 días siguientes a la intervención, pero este aspecto es totalmente individual, todos los casos son diferentes.

Si es para colocar una prótesis parcial (pocos dientes), al día siguiente estará haciendo vida normal, o incluso esa misma tarde.

Si se trata de una prótesis completa, a los dos o tres días después de la intervención usted podrá reincorporarse a su vida normal.

A los quince días lo habitual es que no quede la mínima molestia y que usted olvide que lleva unas raíces artificiales. Pero no se olvide del todo, si lleva una prótesis removibles muy importante para el éxito de la oseointegración que no sobrecargue esta zona con alimentos muy duros, o si usted tiene el hábito de apretar los dientes, su dentista le dará instrucciones concretas.

Si en esta fase viera algún tornillo de los implantes expuesto, no se alarme, no tiene ninguna importancia, pero consulte con su cirujano.

Colocación de pilares de cicatrización

Como ya hemos comentado, a los dos o cuatro meses existirá una perfecta integración de los implantes, y lo habitual es que no haya habido ninguna molestia.

Cuando sus implantes han quedado sumergidos, es preciso exteriorizarlos mediante una pequeña intervención, para que su dentista pueda elaborar la prótesis definitiva. En general es una intervención mínima que no alterará su ritmo de vida habitual. Consiste en hacer un pequeño ojal en la encía para conectar los implantes, que están dentro del hueso y cubiertos por la encía, con la cavidad oral. Atornillaremos al implante un componente de titanio que se denomina pilar de cicatrización. Con su nombre indica que irá unido al implante atravesando el epitelio (encía).

Es una acción sencilla de una duración de ordinario inferior a media hora.

Y, al fin, su dentista podrá comenzar a tomar medidas para la confección de su prótesis definitiva al día siguiente. Se acerca la definitiva solución a su problema.

3.- Tercera fase: elaboración de la prótesis definitiva.

Cambiamos de escenario, esta fase depende básicamente de su dentista.

Este apartado es el que podría sufrir más variaciones, dependiendo del tipo de tratamiento que necesite.

Toda esta fase normalmente se realizará sin anestesia, lo que quiere decir que no es en absoluto molesta. Su dentista desmontará los pilares y los sustituirá por los componentes que considere oportunos. (Hay una gran variedad, dependiendo del tipo de prótesis que se vaya a realizar). También le tendrá que tomar impresiones (medidas), para lo que atornillará los componentes que se llaman copings de impresión. Todo ello con la finalidad de obtener unos modelos en escayola que serán una copia exacta de su situación bucal.

Dichos modelos se montan en unos aparatos denominados articuladores, que reproducen exactamente sus movimientos mandibulares. En este momento, el dentista y sus técnicos de laboratorio comenzarán la confección de la prótesis definitiva. En muchos casos le harán una prótesis provisional para restaurar la función y la estética lo antes posible y poder estudiar su sonrisa.

La fijación de la prótesis en boca podrá ser:

La posibilidad de desmontar la prótesis en las revisiones es una gran ventaja para un correcto mantenimiento (dependiendo de cada caso). Además, recordemos que con este tipo de tratamiento lo que perseguimos es recuperar la función y la estética, y que el resultado sea definitivo.

¿Que es la carga inmediata?

Carga inmediata: dentadura el mismo día.

Es una técnica habitual en nuestra consulta, si bien solo es posible realizarla con garantías totales en una parte de los casos, cuando encontramos un hueso de buena calidad (muy denso) y obtenemos durante la cirugía una buena estabilidad primaria.

Realizada en los casos indicados, su porcentaje de éxito es similar a la técnica tradicional. Una vez colocados los implantes, se fija el diente o la dentadura completa (diseñada por su dentista) de forma inmediata, en el mismo día o al día siguiente. La colocación inmediata de esta nueva dentadura produce una serie de cambios importantes en la morfología y funcionalidad del hueso donde se colocan los implantes, consiguiendo niveles de oseointegración iguales a los que se obtienen con el tratamiento convencional de 2 fases.

Pero no está indicada en todos los casos. Es precisa una adecuada selección de los casos. Factores gingivales (de la encía), óseos y del propio paciente van a determinarlo. En general, un buen anclaje óseo primario es el parámetro determinante.

La dentadura que se coloca de forma inmediata no es la definitiva. Esta será colocada en el plazo de 3-4 meses. Esto incrementa notablemente el coste del tratamiento, un factor a tener en cuenta.

En cualquier caso, con cualquiera de los 2 protocolos el resultado final será el mismo.

4.- Última fase: Controles periódicos. Mantenimiento.

Una vez terminado el tratamiento ya puede comprobar las ventajas que le han aportado los implantes, por lo tanto usted es el más interesado en que el resultado sea muy duradero.

Este es el momento en el que su colaboración es decisiva. Un correcto cepillado diario y acudir a las revisiones periódicas es fundamental. El éxito del tratamiento (con el paso de los años) depende en una gran medida de su colaboración.

Su cirujano es el primer interesado en que todo funcione bien. Pero recuerde, no el único. Necesitará su colaboración diaria con la higiene.

Si notara cualquier anomalía en su prótesis (rotura de un fragmento, aflojamiento, mínima movilidad), no dude en acudir a su especialista inmediatamente.

↑ Subir

¿Podría llevarlos yo?

¿Soy yo un candidato ideal? Si su respuesta es afirmativa a algunas de las siguiente preguntas, usted puede considerarse un candidato ideal para ser tratado con implantes:

La edad no es un factor determinante a la hora de ser candidato a unos implantes, tenemos pacientes muy satisfechos que se han colocado implantes con más de 90 años. De hecho, los pacientes totalmente edéntulos de edades avanzadas son los que más van a apreciar el cambio que supone en su vida diaria.

¿Quién no es un buen candidato para implantes?

Hemos de ser cautos en determinadas situaciones:

Como pueden ver, son situaciones especiales. Pero entre nuestros pacientes se cuentan muchas personas radiadas que han superado un cáncer, diabéticas, fumadoras,... Por lo que no existen realmente contraindicaciones sino situaciones de especial estudio y cuidados.

Creemos importante que cualquier persona que quiera recibir un tratamiento con implantes tenga presente que sus prótesis precisarán unos cuidados que no debe olvidar: higiene y revisiones periódicas.

↑ Subir

¿Qué me pueden aportar los implantes?

Los implantes pueden reponer la pérdida de un diente natural, sin necesidad de tener que tallar los dientes adyacentes para la preparación de un puente.

En muchos casos se pueden colocar implantes para soportar un puente fijo y así evitar el tener que utilizar prótesis removibles (esqueléticos).

Debido a que los puentes permanecen fijos en su posición, no crean situaciones tan comunes como irritación de las encías y el dolor causado por las dentaduras parciales o completas removibles.

Además, como ya hemos comentado, una de las ventajas de los implantes es evitar la sobrecarga de los dientes remanentes, aumentando el número de pilares; de esta forma, no sólo nuestras prótesis, sino también nuestros dientes sufrirán menos sobrecarga y por lo tanto su vida será más larga.

Si usted es un edéntulo total, puede dejar de serlo, mejorando su calidad de vida de forma espectacular.

En algunas ocasiones es preferible una prótesis removible fijada a implantes, a una prótesis fija, para poder mantener una correcta higiene o para reponer la estética si la reabsorción ósea es extrema.

Preguntas

1. ¿Es un tratamiento doloroso?

No, y esto es una prioridad. Dedicamos todo nuestro esfuerzo a que no sienta molestia alguna, e incluso que pueda ser una experiencia agradable, por increíble que parezca.

Tenemos tan buenos resultados en este sentido durante años que el recurso de la anestesia general es excepcional, e incluso pacientes que la solicitaban en su primera consulta se dan cuenta de esto. Muchos pacientes tardan en decidirse, pese a una imperiosa necesidad y recursos suficientes, por temor a una experiencia traumática tanto durante la operación como en el postoperatorio.

Los medios actuales han logrado que esto pertenezca al pasado. Por una parte las artes de anestesia local han mejorado y por otro la técnica quirúrgica es cada vez más sofisticada, delicada y mínimamente invasiva. En muchos casos las incisiones en la encía son tan pequeñas que no es necesaria la sutura, pudiendo incluso trabajar ese mismo día.

2. ¿Cuánto dura el tratamiento?

Los tratamientos con implantes dentales están en constante evolución. Conforme ha mejorado el diseño de los implantes y conocimiento de la biología ósea se ha ido acortando el tiempo de integración. Si tenemos un hueso de buena calidad y una buena estabilidad inicial realizaremos, en colaboración con su dentista, la carga inmediata (dientes el mismo día). Pero lo más habitual será colocar unos dientes provisionales el mismo día y, transcurrido el tiempo biológico de oseointegración (2-3 meses), colocar la prótesis definitiva.

3. ¿Existe el rechazo?

Sencillamente no, pues no existen casos de reacción adversa ante el titanio. El rechazo es un término que lo señala a usted como responsable involuntario de la falta de éxito, y el único responsable de esto es la persona que ha colocado el implante.

Apliquemos por tanto, con modestia, el término de fracaso. ¿Quiere decir esto que nosotros no tenemos fracasos? En absoluto, si bien son poco frecuentes. El porcentaje de éxito global supera el 95%.

¿Quiere decir esto que su cirujano tiene siempre la culpa? Tampoco. Si usted no sigue los consejos, cuidados y precauciones indicadas, contribuirá a este resultado no deseado.

Un buen trabajo en equipo, usted y nosotros, es la mejor garantía de éxito.

4. ¿Que sucede si un implante fracasa?

Solo implica un retraso en su objetivo final. En ocasiones, muchas de ellas por motivos desconocidos, el organismo crea una delgada capa de fibra en torno al implante que impide el proceso de oseointegración. Usted no aprecia nada ya que es indoloro. Solo lo detectamos al aplicar una ligera presión de rotación. Por ello son importantes las revisiones mensuales, única forma de detectarlo.

Si esto ocurre, la propia capa de fibra nos permite retirarlo de forma indolora. Un nuevo implante será colocado en un mes, y las probabilidades de éxito vuelven a ser superiores al 95%.

5. ¿Son para toda la vida?

Es como la compra de un coche de alta gama. Si usted lo cuida, posiblemente tenga coche para toda la vida, y sin averías entretanto. Hay estudios de más de treinta años de seguimiento en los que podemos ver que los resultados con esta técnica permanecen estables con el paso del tiempo.

Todo ello nos permite ser optimistas y pensar que estos tratamientos van a ser muy duraderos, pero no debemos olvidar que una higiene diaria y las visitas a sesiones de mantenimiento son requisitos indispensables para el buen funcionamiento de nuestras prótesis.

6. ¿Debo dejar de fumar?

Yo, como médico, sólo tengo una respuesta. Sí. El tabaco perjudica gravemente la salud de sus dientes y también la salud del tejido alrededor de los implantes. Con seguridad, el tabaco contribuyó a la pérdida de sus dientes. Pero debemos de decirlo, tenemos cientos de pacientes que tienen implantes dentales pese a no abandonar el hábito. Quizá su tratamiento tenga algún tropiezo, algo que tiene que asumir.

Pero no lo dude, deje de fumar o disminuya de forma gradual el número de cigarrillos. Quizá sea el momento esperado. Hablemos.

7. Me han comentado que puedo ponerme todos los dientes con solo dos o cuatro implantes. ¿Es cierto?

Cierto. Pero pensemos que el tratamiento que planificamos trata de ser muy duradero, esperamos que definitivo para toda su vida. En principio cualquier planificación será válida. Pero tras millones de impactos (algunos años) masticando puede ocurrir algo indeseado, lo que conllevará un fracaso total de su dentadura, con un alto coste personal y económico.

Tras años de experiencia, hemos observado que los escasos casos de problemas a largo plazo se producen casi siempre en pacientes con un número inadecuado de implantes. De nuevo el ejemplo de los coches. Actualmente todos circulan sin problemas durante algunos años. Pero algunas marcas fabrican coches que soportan más de un millón de kilómetros porque refuerzan los elementos mecánicos y son colocados con mayor precisión por mejores técnicos. El resultado es evidente.

No pondremos ni uno de más, pero desde luego ninguno de menos. La durabilidad es una prioridad.

8. Anuncian como novedades colocación de dentadura el mismo día y colocación de implantes sin cirugía. ¿Es cierto?

Es cierto. Son técnicas que llevan años realizándose y en las que tenemos gran experiencia.

Su anuncio como novedad obedece más a cuestiones de marketing que a oferta de un tratamiento serio, ya que solo son aplicables a un porcentaje de pacientes. Se lo ofreceremos a usted, siempre que sea posible.

9. ¿Es caro un tratamiento de este tipo?

De nuevo un ejemplo automovilístico. Pese a cuidarlo mucho, quizá esté cansado de ir constantemente con su coche al taller, muchos gastos y en el fondo un profundo fastidio. La historia dental de mucha gente.

Los avances actuales le ofrecen un automóvil duradero y seguro, sin esos constantes y molestos problemas. No es un coche caro, es un concepto diferente. La técnica que hemos venido explicando es sofisticada.

El entorno en que será realizado ofrece unas idóneas condiciones de seguridad. Los implantes y componentes que vamos a utilizar deben ser de extrema calidad y precisión, y esto supone el mayor coste. Colocarlos debidamente es el fruto de años de formación, amplia experiencia y posiblemente esta es nuestra mejor oferta.

En absoluto es un tratamiento caro.

En cualquier caso, una frase que oímos todos los días en nuestras consultas es:

¡Este es el dinero mejor gastado de mi vida!

↑ Subir

Fuentes:

  • ATLAS DE IMPLANTOLOGIA - Hubertus Spiekermann y cols. - Ed. MASSON
  • UN ENFOQUE BIOLOGICO DE LA IMPLANTOLOGIA - Eduardo Anitua - Ed. TEAM WORK MEDIA ESPAÑA
  • LOS IMPLANTES - Eduardo Anitua - Ed. TEAM WORK MEDIA ESPAÑA

Введение

Пресса

Дентальные импланты

Услуги

Эстетика лица

Челюстно-лицевая

Logo ICEX

Данный сайт предназначен исключительно финансируемых Клиника Furelos. Он не содержит рекламы третьих лиц и он уважает конфиденциальность в соответствии с законам о частной медицинской и медико-санитарной информации.

Автор не имеет экономические интересы в любой продуктов или устройств, изображенных на этом сайте.

Furelos En: LinkedIn
Youtube Clínica Furelos en Facebook

2010-2017 © Copyright contenidos Centro de Cirugía Maxilofacial de Canarias, S. L. P. Todos los derechos reservados • Официальное уведомлениеПолитика конфиденциальности